miércoles, 20 de octubre de 2010

ADOLESCENTES

Cada dia vivr con un hijo adolescente se ha convertido en un reto de mayor exigencia, ya que tanto para los padres que comparten la crianza como para aquellos que se encuentran separados es decifrar un asertijo nuevo en cada  momento, pero cual es la mejor forma que se puede emplear para orientar a los jovenes acerca de las dificiles presiones a las cuales se ven enfrentados, las drogas que los seducen, el sexo que genera una serie de mitos y de expectativas ante su desempeño, las relaciones sociales y el colegio, este ultimo se ha convertido en su frecuente dolor de cabeza, ya que es una exigencia no solo familiar sino del medio que requiere de personas con mejores competencias.

pero para un padre de familia es realmente confuso el hecho de tener que definir cuales son los limites adecuados, cuando puede acceder a las peticiones de su hijo y en que momento es conveniente mantener ua postura firma y clara acerca de los beneficios a los cuales puede acceder, pero aqui la unica solucion es cosntruir juntos, una relacion en la cual hayan unas bases solidas de respeto, amor y confianza ya que si no partimos de la aceptacion incondicional de la humanidad del otro que tenemos en frente es muy dificil aceptar que somos orientadores en la construccion de una vida y que como tal podemos mostrar el camino pero solamente ellos podran caminarlo.